NUESTRA EMPRESA

Nos permitimos ponernos a su disposición como empresa fundada por personal con más de 10 años de experiencia en el sector del control de plagas, actividad que realizamos conforme al código de buenas prácticas según establece la norma UNE 171210:2008

Nuestra empresa, debidamente registrada y autorizada para emitir las certificaciones sanitarias oportunas, dispone de las técnicas, equipos y productos más avanzados del mercado para prevenir y combatir con éxito infestaciones de roedores, insectos, aves (palomas) y otras especies parásitas consideradas como plaga.

 

NUESTRO MÉTODO DE TRABAJO

INSPECCIÓN

La consideración de los factores que pueden limitar el potencial reproductivo y la supervivencia de las especies parasitarias en unas instalaciones, son la clave para un Control de Plagas efectivo.

Generalmente es necesario el uso de biocidas, pero se dará prioridad y una gran importancia a las condiciones higiénico-sanitarias de los locales, como punto de partida para lograr este control.

Cada trabajo y cada situación deben, por tanto, analizarse especialmente, y la planificación de un PROGRAMA DE MANEJO INTEGRADO debe llevarse a cabo en distintas etapas:

IDENTIFICACIÓN

Para planificar un programa de control eficaz, deben identificarse primero correctamente las especies parasitarias encontradas o sus indicios. Lógicamente nuestros técnicos poseen los conocimientos necesarios sobre la biología y hábitos sobre la mayoría de las especies consideradas como “plagas”

Incluiremos no solo lo que nuestros técnicos pueden  hacer, sino también las medidas sanitarias que la dirección de las instalaciones debe tener en cuenta para que el esfuerzo de control sea más eficaz y duradero.

Un sistema efectivo debe basarse en dos conceptos:

Es evidente que estos dos tipos de actuaciones siempre son complementarios. Sin unas condiciones higiénico-sanitarias mínimas los productos químicos no serán suficientemente efectivos; pero sin productos químicos o métodos de control alternativos de control directo, no podrá evitarse la multiplicación de los parásitos ocasionales (que frecuentemente tienen un acceso directo al interior de las instalaciones, vía mercancías o a través de la red de aguas residuales).

TRATAMIENTO

Es la etapa final. La implantación de un Programa de Control que deberá incluir medidas de saneamiento y prevención, así como aplicaciones periódicas de biocidas en zonas concretas.

Esta es en definitiva nuestra  filosofía de trabajo.

Nuestra primera inspección nos ha permitido conocer el estado de las instalaciones, y determinar las Medidas Físicas Preventivas que deben de llevarse a cabo, y las zonas conflictivas que nosotros deberemos inspeccionar  y  tratar periódicamente para que esas instalaciones se mantengan libres de infestaciones.

Este programa continuo actuará no solo curativamente sobre parásitos ya existentes, sino preventivamente una vez alcanzado ya el logro de control exigible, evitando así la posibilidad de infestaciones en el futuro.